Sobre mi

(Des)Propósitos de Año Nuevo: 2014

Felicitación_2014_enEvolucion

Imagen

Llevo toda la tarde pensando y dándole vueltas a la cabeza, ya que tengo una tradición desde el 2010: cada año por estas fechas hago mi lista de (des)propósitos de año nuevo.

El primer año, en 2010, hice una lista tan larga que aún estoy por cumplir unos cuantos o casi todos los propósitos que me puse; en 2011, me comporté e hice la mitad y me centré en lo importante, pero ni aún así, la lista quedó lejos de ser completada; en 2012, mi lista fue muy similar a la de 2011 pero todavía más simplificada que la anterior, pero como podéis pensar no llegué a cumplirla; y en 2013, pensé en tomarme las cosas muy en serio y hacer un plan, me obsesioné con la productividad y cómo sacar rendimiento de mí misma, ideé un fantástico planning que los primeros meses dieron muchos frutos, pero solo fueron promesas… y como los pétalos de margaritas los meses fueron cayendo y mis planes cogieron polvo.

Y aquí estoy de nuevo (sé que el ser humano es el animal que tropieza dos veces con la misma piedra y yo soy masoca), emocionada con este año que ve su final. Pero lo primero que hago siempre es hacer un balance del año que dejamos, si tuviera que definir mi año en una palabra sería: sorprendente. Hay muchas razones que me llevan a catalogar así el 2013, tampoco voy a entrar en detalles para no aburrir al personal, pero definitivamente así ha sido. A grandes rasgos mi año empezó sin pena ni gloria, con planes e ilusiones que se fueron diluyendo poco a poco, la adrenalina del momento dio paso a la indiferencia y así me mantuve, en una especie de letargo. Luego llegó la luz (totalmente inesperadamuchas cosas se aclararon y comenzaron las sorpresas, todas ellas me cogieron de improvisto, como cuando te tiran una jarra de agua fría y despiertas después de un largo sueño. Los meses fueron pasando, cada vez las cosas se volvían más claras y parece que por fin, a día de hoy, puedo ver un poco de luz al final del túnel.

Este año creo que ha sido claramente positivo, ha tenido momentos pésimos que me gustaría no volver a repetir nunca pero viendo las cosas desde la distancia, casi ni recuerdo aquello que me hacía tan infeliz (tengo la gran suerte de no tener memoria para ciertas cosas). Así, que en conjunto estoy más que contenta y satisfecha con mis logros, creo que ha sido mi año más valiente, he tomado decisiones difíciles pero necesarias para lo que se avecina. Y lo que se avecina viene en este año nuevo: 2014. En fin, a tomar por (…) el 2013 (jejeje).

Mis (des)propósitos de año nuevo no son muy diferentes del resto de años pasados, mis deseos son bastante recurrentes, la verdad, lo bueno es que cada año les voy dando una vuelta de tuerca, los trasformo y adapto según mis necesidades. Mis circunstancias han cambiado a día de hoy, así que algunos propósitos han cambiado o han desaparecido. Son muy básicos y muy sencillos pero dejando a parte la paz mundial y el amor para todos, me he propuesto hacer (des)propósitos SMART (no todo lo que querría, siendo sincera). Así que aquí está mi lista:

prop 14

 

Sin lugar a dudas, va a ser un año cargado de emociones. Tampoco creo que pida mucho, ¿no? 🙂

Os deseo un ¡Feliz Año! Sed muy felices rodeados de quien queráis, por un próspero, fructífero, feliz y saludable año 2014, brindaré a vuestra salud.

Saludos cibernéticos, pequeñuelos 🙂

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s