Sobre mi

Adiós a una inspiración

serio

Hace unos días falleció uno de los escritores más importantes en el mundo: Gabriel García Márquez. Se ha escrito mucho sobre el tema, se ha hablado hasta la saciedad en casi todos los medios y como esto no deja de ser un blog personal, me he visto en la necesidad de dedicarle unas pocas palabras a este gran escritor que ha marcado gran parte de mi vida.

Hace unos cuantos años, siendo yo adolescente, uno de mis hermanos mayores realizó una colección de libros sobre grandes clásicos en uno de los periódicos que siempre leíamos en casa. Cuando la colección se completó me leí alguno de ellos en mis momentos de aburrimiento, aunque concretamente hubo uno que recordaré siempre por encima de cualquier otro.

Al año siguiente, estando yo mortalmente aburrida en verano cayó en mis manos “Cien años de soledad”, lo cogí por azar y simplemente porque su título significaba mucho para mí en aquella época. No era un libro especialmente largo y yo solo quería entretenerme unos cuantos días mientras pasaba el calor más pegajoso y húmedo que uno pudiera recordar.

Recuerdo que al principio te sumerges en la familia Buendía y su Macondo, entonces al poco de empezar a leer comienzas a parpadear pensando qué clase de lío mental ha tenido el autor para escribir semejante obra. Si algo tengo claro es que “Cien años de soledad” o la amas o la odias para siempre. En mi caso fue la primera cosa. No es una lectura ligera ya que como he dicho aquello es un lío monumental y las cosas que pasan son totalmente surrealistas pero García Márquez sabía escribir muy bien y te atrapa en sus páginas. Yo reí, lloré, me sentí fascinada y mil cosas más. Sin duda es el mejor verano que he pasado leyendo una obra, eso ni me lo esperaba y me hizo olvidar muchas cosas de mi cabeza que en aquella época bullían como una olla a presión. Se me olvidó todo lo malo y disfruté como nunca.

Hay gente que quizá no haya pasado por esto, pero hay libros que te influyen de una manera especial en tu vida posterior como nunca lo podrías imaginar y es precisamente lo que me pasó con este libro. Yo creo que a partir de ese momento mi cabeza comenzó a funcionar de otra manera y mi creatividad literaria dio un giro de 360º. Puede parecer absurdo pero yo tengo varios libros que han influido en cómo soy hoy día y supongo que iré encontrando más a lo largo de mi vida.

A lo que quiero llegar con todo esto, es que desde entonces García Márquez ha sido uno de mis escritores favoritos, he leído más obras de él y todas tienen ese sello personal que imprimía en cada palabra que plasmaba, era un genio de las palabras y una inspiración para mí. Sabía transformar las historias, darles vida de la forma más inverosímil y eso es lo que siempre me ha fascinado de él.

Con su muerte las letras universales han quedado huérfanas, pues sus obras son universales y por suerte perdurarán para siempre. Y yo he perdido a un grato amigo con el que he pasado grandes momentos en mi vida, con el que he disfrutado muchísimo y su adiós ha supuesto una triste pérdida para mí. Me hubiera gustado conocerlo en alguna firma de libros o que estampara su rúbrica en mi manoseado tesoro, eso no pudo ser, pero al menos me quedo con un buen recuerdo y eso es lo que me llevo. Hasta siempre, Gabo.

Nos leemos pronto, compañeros. Saludos cibernéticos 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s