Videojuegos

Envejecer con estilo I

Hoy os traigo una entrada muy especial y que a mí me hace ilusión que leáis, ya que hoy no voy a ser yo la que escriba, si no que lo va a hacer otra persona. Primero de nada, aclarar que yo de videojuegos no entiendo nada de nada (lo sé, es mi lacra), y como es un contenido que me apetecía tratar en el blog, he convencido a Neirolh (Informático de Letras) para que de vez en cuando haga una entrada sobre este tema y otros que él domina mucho mejor.

Así que una vez presentado en sociedad a Neirolh, os dejo con la entrada que espero que os guste mucho.

________________________________________________________________________________________

¡Saludos, compañeros! ¿Se puede pasar? Ya me ha dicho Friki Girl que estaríais todos. Qué bien, qué majos, espero que estéis cómodos. Me llamo Lorien, aunque mi presencia por doquier suele ser conocida por mi nick, Neirolh, o incluso por mi alter ego literario, Informático de letras. En primer lugar dar las gracias por poder estar aquí para hablaros de mis cositas, espero que os resulten de interés 🙂

Me pidió aquí la propietaria del blog que le escribiera un artículo para una sección de videojuegos, y en seguida se me vino a la cabeza un sinfín de posibilidades. Listas, juegos retros, un orden cronológico… pero me decido, de forma un tanto nostálgica, por una extraña mezcla, y hablaré de juegos que a mí me han afectado especialmente, empezando por el grande de los grandes.

Si os digo “How do you turn this on”, ¿cómo te quedas? Si has reconocido este guiño, sabrás de qué juego hablo. El grande y todopoderoso Age of Empires. Este videojuego de estrategia en tiempo real salió a la venta a finales de 1997 (contaba yo con 12 añazos, ya ves tú) de la mano de Ensemble Studios y distribuido por Microsoft Game Studios.

A mí me compraron un ordenador porque hacía una letra horrible (la sigo haciendo). Ese es el principio de mi romance con este gran juego, y además el desencadenante de casi todo lo que soy ahora. Ya os digo mi opinión del juego simplemente comentando que me la flipé con la instalación. Esa rueda de progreso que te mostraba algunas de las cosas maravillosas que podría hacer en los escasos 30’ que tardaría mi pobre Pentium en copiar los datos del cd. Porque entonces los juegos se jugaban con cd, y además original. Sí, sí, a lo loco.

Y es que cuando empecé mi primera partida, y vi aquellos graficazos, esas mecánicas, y esas posibilidades… por eso época no sabía qué me pasaba, pero estaba colocado hasta arriba de un hype peligrosísimo, que me llevó a dedicarle horas y horas a este juego.

Básicamente, tú tienes una población que debes alimentar, haciendo que trabajen, que investiguen y creen armas, tecnologías y guerreros para poder luchar contra tus enemigos. Desde la edad de piedra, con casas casi de barro y guerreros con porras enormes, hasta la edad de hierro con catafractas armadas hasta los dientes y catapultas temibles listas para destruir a tus adversarios.

Recuerdo ir a una ludoteca con mis amigos para poder disfrutar de horas y horas de diversión entre nosotros, mirando cómo matábamos elefantes con los pobres aldeanos o enviando a magos a las ciudades enemigas para ver su cantinela hipnotizante (wololo, wololo). Su expansión The Rise of Rome añadió más unidades y otras misiones para seguir jugando, y esperando con ganas la segunda parte del juego, que salió dos años después y que, literalmente, superó lo insuperable. Lástima que no se pueda decir lo mismo de la tercera parte, que para mí perdió toda la magia de la saga.

Tras el fracaso de Age of Empires Online sacaron una edición en HD de la segunda parte, con una campaña nueva y nuevas características. Servidor se hizo acopio de ella al momento, y ahora está en mi biblioteca de Steam esperando ansioso el día que nos da con los colegas machacarnos un rato con onagros, vikingos y arqueros ingleses. Para mí, como siempre, los teutones, por favor. Eso sí eran juegos.

Más y mejor en próximas entradas de “Envejecer con estilo”.

Un cabezazo gamer 😉

P.D: las fotos las he sacado de internet, en cada una de ellas tenéis el link a su sitio original.

Anuncios

Un comentario sobre “Envejecer con estilo I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s