Libros·Reseñas

Reseña: La prima Bette – Honoré de Balzac

9788484285724

Hoy vengo a hablaros de un libro que fue toda una sorpresa para mí. “La prima Bette” de Honoré de Balzac fue la última lectura del año en el Club Pickwick; que para quién no lo sepa, es un club totalmente abierto con un grupo de Facebook dónde un mes leemos un clásico que todo el grupo vota y otro mes lo comentamos en profundidad con spoilers.

Así que el mes de noviembre el elegido fue este libro, aunque en mi caso no fue hasta hace un par de meses que pude leerlo y aunque ya había escuchado opiniones de todo tipo, iba predispuesta a lo peor. Pero cuál fue mi sorpresa al constatar que me estaba gustando y mucho, hasta el punto de echarme parecerme divertidísimo en algunos momentos. Así que no me enrollo más y os cuento mi opinión.

Ficha técnica

Título: La prima Bette

Autor: Honoré de Balzac
Editorial: Alba Minus
Género: Clásico
Nº de páginas: 548 p.
 

Sinopsis: La prima Bette (1846), una de las últimas grandes novelas de Balzac, encierra en el marco de un «documentado y estremecedor estudio de las costumbres parisinas» la crónica vertiginosa de una crisis familiar. En primer término, el barón Hulot, víctima de su pasión por la pérfida madame Marneffe, «ha dejado de ser un hombre y se ha convertido en un mero temperamento», atrayendo sobre sí mismo y los suyos el deshonor y la ruina. Al fondo, en la sombra, la prima Bette, la pariente pobre, «una de esas existencias anónimas, entomológicas» que pasa por ser el ángel tutelar de la familia cuando en realidad trama su destrucción. Y por encima de ellos, por encima de todo, París: un París babilónico, devoto del becerro del oro, repleto de laberintos financieros, por donde andan codo con codo el boato y la miseria, la esposa y la amante, la alta política y el submundo del hampa. «Balzac nunca ha escrito -dijo André Maurois- nada más atroz ni más bello.»

Opinión (SIN SPOILERS)

La sensación que tiene uno mientras lee este libro, es que es un grotesco cúmulo de situaciones que hacen que todos sus personajes reflejen lo peor del ser humano y de la sociedad, especialmente de la sociedad parisina de la época. Balzac no tiene ningún tipo de problema en poner los puntos sobre las íes para mostrar en lo que se había convertido París, una ciudad sin alma movida únicamente por intereses políticos y económicos.

Sus personajes son fiel reflejo de esta caricatura que el autor quiere hacer de su ciudad, un lugar dónde priman los engaños, las infidelidades y las venganzas por encima de cualquier cosa. El interés es el que lo maneja todo, hasta tal punto, que encontrar un personaje humilde y desinteresado en esta novela parece casi un imposible.

“La Prima Bette” narra la historia de una solterona, la prima Bette, que planea la destrucción de su familia mediante una macabra venganza. Ella es pariente de la familia Hulot que aunque venida a menos siempre ha vivido en la abundancia, y precisamente por eso siempre ha sentido resentimiento y envidia por su prima Adeline Hulot considerada más bella y con muchas más virtudes que ella misma, una simple campesina pobre.

Bette, casi de mediana edad, sigue siendo soltera y debe vivir del duro trabajo y de la benevolencia de sus parientes. En un determinado momento conocerá a un artista polaco, Wenceslao Steinbock, quien adoptará como su protegido y con quien soñará hacer grandes planes. Pero esto se tuerce cuando la hija de su prima Adeline, Hortensia, se cruza en en el camino de ambos.

Todo esto hará que Bette comience a intrigar para urdir una venganza contra su familia junto a su vecina Valerie Marneffe, una mujer casada pero con mucha ambición. Valerie manipulará al barón de Hulot con los consejos de Bette, para destrozar la familia Hulot de la peor forma. Mientras, la familia al completo sufrirá las consecuencias de todos estos planes maliciosos sin saber que tienen el enemigo en casa.

Quién más y quién menos ha leído alguna historia de venganza o traición, así que podéis imaginaros qué tipo de historia es esta y a lo que tenemos que atenernos al leerla. Aún así a mí me ha parecido sorprendente la manera de narrar de Balzac, con un realismo absoluto que hace que sientas más tuya la historia.

Bette me parece un personaje sublime por cómo va creando una tela de araña dónde todo el que la toca no puede librarse de sus manipulaciones. Esa doble máscara que tiene y la relación tan estrecha e intensa con Valerie le daría para ganar el papel de mejor actriz. Pese a saber que es un personaje nefasto y horrible, no he podido dejar de sentir simpatía por ella. supongo que eso es mérito del escritor, y es por eso que me ha gustado tanto.

Esta ha sido mi primera lectura de Balzac y creo que no va a ser la última porque su uso retorcido y exagerado, caricaturesco de las personas y de las cosas me ha parecido magnífico. No hay que olvidar que esta novela es una crítica a la sociedad parisina de su época aunque muchas de estas cosas no están muy alejadas de hoy en día.

Otro personaje inolvidable es el de Valerie, esa mujer ambiciosa y arribista capaz de hacer cualquier cosa por dinero. El retrato que hace Balzac de ella es realmente sorprendente y aunque hay momentos que la novela desespera por tantas desgracias que ocurren, ahí están estos personajes que aunque son malísimos, no dejan de sacarte una sonrisa.

El barón Hulot es sin duda un personaje totalmente olvidable y odioso, no he podido dejar de sentir mucha frustración cada vez que aparecía en escena. Es la personificación del egoísmo, el interés y no tiene ningún problema en crear el caos y la destrucción para su familia si con eso él consigue lo suyo.

El resto de personajes tampoco me han dicho mucho, especialmente el de Adeline, la mártir de la historia. Y es que a mí esos personajes que sufren por sufrir, no me gustan nada. No me ha conmovido demasiado el papel que tiene en la historia, aunque había momentos que era inevitable compadecerse de ella.

Algo que hay que tener en cuenta es que no es una lectura muy fluida o al menos no lo fue para mí. En algunos momentos se hace pesada, sobre todo cuando el autor se centra en las desgracias que es buena parte de la novela. Todo y con eso, lo mejor que tiene la novela son sus personajes y la forma tan caricaturesca que está escrita, es imposible no reírse a veces delante de lagunas situaciones absurdas.

Me parece un libro adelantado en su época y Balzac sabe cómo entretener a sus lectores de principio a fin, es el ocaso de una época y me gusta como se ve reflejado en esta novela. Es por eso que decía que me había sorprendido tanto, porque me esperaba una novela oscura llena de venganza y lo que me encontré fue unos personajes con pasiones muy humanas y defectos terrenales.

Si queréis leer algo un poco diferente, yo os recomendaría esta lectura aunque reconozco que no es para todos los públicos. Espero que le deis una oportunidad  si os animáis a leerla o cualquier otra de Balzac.

¿Habéis leído esta novela u otras de Balzac? ¿Qué os han parecido? Nos leemos pronto, que la Fuerza os acompañe 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s